Despacio que voy de prisa

Services

Domingos - 9:30 am Escuela Biblica, 10:30 am Servicio de Adoracion

by: Gabriel Vargas

06/02/2022

0

“Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán.

Basta a cada día su propio mal”.

Mateo 6:34


En nuestro idioma coloquial “No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy” ya tenemos bastante con los problemas de cada día como para ir acumulando mas estrés.

La enseñanza de Jesús en este versículo en particular, aborda tanto los motivos y disposición internos como la conducta externa que como resultado guía a la persona que transita entre estas dos senderos al arrepentimiento diario y genuino para con Dios.


Yo solía repetir este versículo de memoria “Basta a cada día su propio afán” pero el versículo dice “Basta a cada día su propio mal”.


Es allí precisamente en donde mi alma no encontraba paz. Mision Casa, no es lo mismo tener un día afanado con tener un día lleno de mal. Estaba atacando la enfermedad incorrecta en mi diario vivir, tomando aspirina para calmar la infección.

Estaba dedicado a combatir el afán, que en sí, es la falta de planeación y esta bien hacer todo lo posible para organizar prioridades y horarios, pero perdí de vista el enemigo latente que se presenta cada día “El Mal”. Es precisamente allí en donde esta el secreto del asunto, la severidad del sermón del monte tiene la intención de obligar a los oyentes a tomar una decisión a favor o en contra contra las demandas de Dios en sus vidas. En palabras sencillas:

Es Jesus suficiente para tú vida?

Si la respuesta es sí, es aquí en donde las palabras del maestro se hacen mas claras.

"Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?  ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo? Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan; 29 pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos. Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe? No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal. [Mateo 6:25-34]

Bendiciones Totales

Gabo

“Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán.

Basta a cada día su propio mal”.

Mateo 6:34


En nuestro idioma coloquial “No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy” ya tenemos bastante con los problemas de cada día como para ir acumulando mas estrés.

La enseñanza de Jesús en este versículo en particular, aborda tanto los motivos y disposición internos como la conducta externa que como resultado guía a la persona que transita entre estas dos senderos al arrepentimiento diario y genuino para con Dios.


Yo solía repetir este versículo de memoria “Basta a cada día su propio afán” pero el versículo dice “Basta a cada día su propio mal”.


Es allí precisamente en donde mi alma no encontraba paz. Mision Casa, no es lo mismo tener un día afanado con tener un día lleno de mal. Estaba atacando la enfermedad incorrecta en mi diario vivir, tomando aspirina para calmar la infección.

Estaba dedicado a combatir el afán, que en sí, es la falta de planeación y esta bien hacer todo lo posible para organizar prioridades y horarios, pero perdí de vista el enemigo latente que se presenta cada día “El Mal”. Es precisamente allí en donde esta el secreto del asunto, la severidad del sermón del monte tiene la intención de obligar a los oyentes a tomar una decisión a favor o en contra contra las demandas de Dios en sus vidas. En palabras sencillas:

Es Jesus suficiente para tú vida?

Si la respuesta es sí, es aquí en donde las palabras del maestro se hacen mas claras.

"Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?  ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo? Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan; 29 pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos. Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe? No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal. [Mateo 6:25-34]

Bendiciones Totales

Gabo

cancel save

0 Comments on this post: