Palabras de Vida

Services

Domingos - 8:45am desayuno | 9:30 am Escuela Biblica | 10:30 am Servicio de Adoracion

by: Gabriel Vargas

07/29/2022

0

Hay palabras que matan y hay palabras que dan vida. Una de las palabras que nos encanta escuchar a los seres humanos es cuando alguien nos llama por el nombre. Algo tan sencillo como ese gesto, muestra interés, respeto y cariño. Hay palabras que no se dicen pero que rompen el corazón y dejan huellas en lo mas profundo de nuestro ser como el no decir; adiós, gracias, lo siento, por favor.

Hay palabras que se olvidan con el tiempo cuando no se dicen o expresan diariamente como un te amo, te necesito.

En este mundo en decadencia donde no se escuchan temas que edifiquen, programas en la televisión que no dejan un mensaje de unidad, noticieros que manipulan información y lo peor de todo instituciones escolares donde se prohibe hablar de moral, disciplina, cultura e historia.


Es aquí donde el salmista nos inspira a que imitemos  de el a buscar la fuente donde recargaba fuerzas, esperanza y luz en medio de las tinieblas cada dia.  Jamás se olvidó de leer, estudiar e interpretar la palabra del creador pues en ella encontraba vida.

Salmos 119:93

Nunca jamás me olvidaré de tus mandamientos,

Porque con ellos me has vivificado.

Blog comments will be sent to the moderator
Hay palabras que matan y hay palabras que dan vida. Una de las palabras que nos encanta escuchar a los seres humanos es cuando alguien nos llama por el nombre. Algo tan sencillo como ese gesto, muestra interés, respeto y cariño. Hay palabras que no se dicen pero que rompen el corazón y dejan huellas en lo mas profundo de nuestro ser como el no decir; adiós, gracias, lo siento, por favor.

Hay palabras que se olvidan con el tiempo cuando no se dicen o expresan diariamente como un te amo, te necesito.

En este mundo en decadencia donde no se escuchan temas que edifiquen, programas en la televisión que no dejan un mensaje de unidad, noticieros que manipulan información y lo peor de todo instituciones escolares donde se prohibe hablar de moral, disciplina, cultura e historia.


Es aquí donde el salmista nos inspira a que imitemos  de el a buscar la fuente donde recargaba fuerzas, esperanza y luz en medio de las tinieblas cada dia.  Jamás se olvidó de leer, estudiar e interpretar la palabra del creador pues en ella encontraba vida.

Salmos 119:93

Nunca jamás me olvidaré de tus mandamientos,

Porque con ellos me has vivificado.

cancel save

0 Comments on this post: