Honduras – Su peligro más grande es su hermosura!

Services

Domingos - 9AM Desayuno, 9:30 am Escuela Biblica, 10:30 am Servicio de Adoracion

Nov. 15

Antes de emprender este viaje con el equipo misionero de la Iglesia Misión Casa, Andrés Mauricio, Pedro, Arnoldo y su servidor Gabo estuvimos investigando en el Internet sobre la situación actual del país. No es desconocido para nadie que la realidad política y social de este país centroamericano esta en crisis, pero en nuestra experiencia al haber recorrido un territorio amplio comenzando por San Pedro Sula, Copán y el Ramal del Tigre, el único temor que tuvimos durante ocho días que estuvimos allí, fue el de no querer volver a los Estados Unidos. “EL PELIGRO MÁS GRANDE QUE VIMOS FUE SU HERMOSURA Y SU RIQUEZA NATURAL”.

Mis respetos para este pueblo que aunque ha sufrido mucho, no ha perdido la hospitalidad y su humildad. Por dónde quiera que pasamos, la impresión que recibimos fue de gente trabajadora y pujante. La variedad de comida y sabores auténticos hicieron que nuestro paladar se deleitara de mil maneras.

El propósito de nuestro viaje fue el de ir y entablar conexiones con nuestros hermanos hondureños. Tuvimos reuniones con los lideres locales de varias aldeas, así cómo con varios pastores de diferentes denominaciones. Encontramos una juventud sedienta de luchar por su futuro, mujeres trabajadoras y emprendedoras llenas de esperanza, varones que salen a trabajar desde la mañana hasta la noche buscando llevar a sus hogares el pan para sus familias.

A nivel de liderazgo, queremos manifestarles nuestros más sinceros respetos. Para los pastores y lideres comunales, nuestra admiración porque literalmente se las ingenian para solucionar los problemas tanto físicos como espirituales de la región. Lo que vi fue personas a las que les importa su tierra, su prójimo, su comunidad, su relación con el Creador.

Se logró organizar dos viajes misioneros para el 2020, uno para trabajar con los niños y jóvenes de estas regiones y el otro para llevar una brigada médica con la esperanza de ofrecer medicina general y oftalmología. Lo más hermoso de esta experiencia definitivamente fue el de hablar por horas y horas con diferentes familias las cuales compartieron con nosotros sus anhelos, deseos y que expresaron su dolor de no poder ver a sus seres queridos que desde hace tiempo viven en USA y en Europa.

Nuestro propósito es sobretodo ese, el de acercarnos a Honduras, a esta tierra que fluye “leche y miel”. Ocho días bastaron para querer volver y trabajar juntamente con nuestros amigos y hermanos catrachos. Con la ayuda del Señor Jesucristo, nuestro anhelo es la de dar apoyo tanto a los niños como a los ancianos construyendo un lugar en donde puedan encontrar comida y abrigo en tiempos de necesidad.

Si usted, querido lector, desea unirse a estos planes, no dude en comunicarse con nosotros. Misión Casa es una organización sin ánimo de lucro que cree firmemente que trabajando juntos podemos, con la bendición de Dios, hacer grandes cosas. Salmos 60:12